Idiomas:

Rincón Madre Antonia

Mensajes de Madre Antonia

Madre Antonia nos dejó un gran legado sobre su forma de pensar y actuar. Ofrecemos pequeñas frases extraídas de sus cartas y escritos para meditar y compartir.

Quienes la conocieron, dejaron por escrito rasgos de la personalidad de nuestra fundadora que les impactaron. Puedes descubrirlo en este VÍDEO

Hijas mías, tengan mucha caridad
unas con otras, ayúdense unas a otras
La Humildad
es el fundamento de la santidad
... ahora ya no me pertenezco
soy la esclava de los pobres
Antonia de Oviedo a Titina el 25 de marzo de 1865. BH Vol IV, 1
Descargar estas frases
Estoy persuadida de que la Congregación
no se conservará y no procurará la gloria de Dios
más que por la humildad y la sencillez
Pida a Dios por mí, para que me dé acierto en su obra,
que cuanto más me cuesta más la quiero
Soy oblata y he hecho oblación de mi misma
BHI. Doc 52.4. ch
Descargar estas frases
No hay nadie que junte a la buena voluntad,
la entera libertad de que yo disfruto
No es nobleza ni intereses lo que se necesita para salvar muchas almas. Es la santidad, la abnegación, el espíritu de sacrificio
BHI. Doc. 56. 1, c
Descargar estas frases
Todos tienen miedo y nos abandonan. ¡Sea Dios bendito!
Si Él está con nosotras, ¿quién podrá temblar?
¡Ánimo, ánimo, para pelear contra el temor y el desaliento!
BHI. Doc.57.5. ch
Descargar estas frases
Que rebosen caridad todos nuestros corazones por las muchachas que el cielo nos confía. Que también seamos sus madres sin parcialidad ninguna y que, con amor santo y paciencia sin límites, procuremos hacerles aborrecer el vicio y amar la virtud, más aun con nuestros ejemplos que con nuestras palabras
BHI. Doc. 65.3. f
Descargar estas frases
Las chicas son la gracia de Dios
Quiero yo que mis hijas vean en ellas
la imagen de nuestro Divino Redentor
No somos religiosas que tenemos chicas,
sino que somos madres y maestras de las chicas,
y para hacer santamente este oficio somos religiosas...
A las oblatas toca ir cortando poco a poco y sólo poco a poco,
los hilos con suavidad sin herir la parte enferma,
con cariño con heroísmo y con paciencia.
Nuestra obra, es de recoger y moralizar a las pobres muchachas de cualquiera edad y condición que, arrepentidas, quieren mudar de vida y empezar la gran lucha de la gracia contra las pasiones. Y necesita hermanas resueltas a trabajar mucho, a vivir pobremente y en obediencia. Se necesita para ello: celo, paciencia, abnegación continua y completa.
“En cuanto a mí, tengo el corazón que me rebosa de dicha y no puedo dar a usted (P.Serra) bastantes gracias por haber sido quien me ha traído a esta santa obra, que tiene todo mi amor y por la que gustosa me ofrezco a Dios sin cesar. También yo he hecho mis resoluciones. Dios quiera que sea fiel y que, por su amor y bien de estas almas y de la mía, yo sea mortificada, mansa y humilde de corazón”
Hay que pensar que somos las más humildes
de todas las siervas del Señor,
pero no nos dejaremos ganar por ninguna religión
en amor a la cruz de nuestro Redentor.
No basta para nosotras que una joven tenga buena vocación religiosa: tiene que tener vocación de redentorista y estar animada de un celo ardiente por la salvación de las pobres almas pecadoras, disponiéndose a imitación de nuestro divino Redentor.
Muchas serán las veces en que la oblata del Stmo. Redentor tendrá que armarse de extremada paciencia, de abnegación entera, de sufrimiento sin límites... Pero, cuando sienta desfallecer sus fuerzas, eche una mirada al crucifijo y piense que sufre por el que tanto sufrió y con el mismo fin. Que no desmaye, no, la oblata del Redentor, y recuerde las palabras de San Pablo: “Todo lo que puedo en aquel que me conforta”
Sea lo que Dios quiera. ¡Bendita y alabada sea su santísima voluntad y adorada su mano paternal! Cuando hiere, como cuando consuela. Más espinas y otra vez más cruz. ¡Bendito sea Dios, que nos hace verdaderamente sus esposas! Pídale al Señor que no lo diga sólo con la pluma, sino que esté estampado en mi corazón.
… el Señor no habita en la turbación. Así pues, siempre que se turba vuestra caridad se aleja de Dios. Él está en la calma se halla en El. Y, nótelo bien, en El sólo. Así, cuando tiene V.C. penas y disgustos acuda a Dios, enciérrese en su corazón divino, cuéntele todo como si no lo supiera y pídale que le ayude, diciéndole: Sin Vos, Señor, nada puedo y todo podré con Vos y, ¡adelante!
¡Sea bendito el Señor!
Si Él está con nosotras, ¿Quién nos hará temblar?
Animo, ánimo, para pelear contra el temor y el desaliento.
Rincón Madre Antonia
Madre Antonia María de la Misericordia, pertenece a las grandes figuras femeninas del siglo XIX y fue una mujer con una cultura avanzada para su época. Su profunda sensibilidad ante la realidad de la mujer en prostitución la llevó a fundar nuestra congregación en 1870. Fue reconocida por la Iglesia como Venerable en 1962. ¡Conoce un poco más de su vida y pide su intersección!

The active ingredient in Adzenys XR-ODT has been detected in human breast milk. For some people using Kyprolis, their doctor may recommend that they receive drugs to help prevent herpes zoster infection. Diltiazem: (Moderate) Concurrent use with skeletal muscle relaxants and antihypertensive agents may result in additive hypotension 시알리스 100mg. The inflammation causes small sores, called ulcers, to develop on the linings.

Frases y textos de Madre Antonia
Haz tu pedido y agradecimiento
Nuestra historia
Conoce la habitación de M. Antonia
Destacado
Comunidades Oblatas en varios paises
Artículos, estudios y noticias
de nuestras hermanas y laicado
Mujeres que hemos acompañado

    NEWSLETTER
    Suscríbete a nuestras Noticias para recibir notificaciones
    He leído y acepto la política de privacidad